En plena montaña a 200 metros del único pueblo todavía preservado del Valle de Arán, Roseta ofrece una vista panorámica excepcional de la Maladeta, el Pico de Aneto y los Pirineos centrales.

En el balcón cubierto, en la terraza, o alrededor de la chimenea, no olvidareis nunca una estancia en esta casita de ensueños. Rústica, en harmonía con la naturaleza, en un calma perfecto, pero con todos los requisitos de la vida moderna, incluyendo wifi, televisión, calefacción central.

A un paso de Francia, a 25 kms de Vielha y 38 kms de Baqueira, Bausen es conocido por sus caminos de senderismo, la autenticidad de sus habitantes y el encanto único de sus vistas.

Se entra en el salón comedor de Roseta pudiendo descansar en un confortable sofá y comer en una mesa de 6 personas.

La cocina nos permite ver el amanecer. Vitro cerámica, horno, micro-ondas, lavavajillas, lavadora y todos los utensilios habituales permiten cocinar a gusto.

Arriba bajo el tejado, encontramos un cuarto de ducha espacioso, un lavabo y un inodoro. La ventana deja ver la capilla de San Roque.

Una habitación amplia de dos camas con ventanas a ambos lados lleva a la habitación de matrimonio, también con ventanas.

Salvo si se llega en moto o en bici, las normas municipales no dejan circular hasta la casa en coche. Pero aparcando detrás de la iglesia, los 200 metros de camino son un agradable paseo dando ilusión de llegar a nuestro pequeño tesoro.

Cualquier equipo de deporte y aventura puede guardarse en el sótano.

Somos la cuarta generación de nuestra familia que no se cansa nunca de pasar unas horas, unos días, noches o meses en Roseta. Tanto para el descanso, la reflexión, el ejercicio o simplemente la contemplación de la bella serenidad del lugar.

Después de viajar por el mundo entero, no hay nada como Bausen !

Seréis bienvenidos !